Ecuaprovincias | Homepage
Historia de Sucumbíos

Historia de Sucumbíos

HISTORIA

ORÍGENES
Sucumbíos corresponde al nombre de los primeros pobladores que hubo en esa zona en al siglo XVI, se dice en la página web del gobierno de la provincia. Lamentablemente no existe un estudio profundo sobre ‘los sucumbíos’, pero desde la llegada de los españoles, los historiadores describen la vida de esta provincia ligada a la provincia del Napo, hasta cuando consiguió su independencia político-administrativa.

COLONIA
Llegaron los españoles y con ellos las misiones religiosas católicas para adoctrinar a los nativos. El 25 de noviembre de 1928 el P. Brocardo fue nombrado Vicario General de la Prefectura Apostólica de San Miguel de Sucumbíos que dependía del Obispo de Ibarra y el 11 de enero de 1929 se firmó el contrato entre el Gobierno ecuatoriano y el Provincial de los Carmelitas.

La Misión de los Carmelitas
En Historia de la Misión Carmelita de San Miguel de Sucumbíos, del P. Luciniano Luis se dan detalles sobre este territorio de cerca de 20.000 km2, comprendidos entre los ríos San Miguel, Aguarico y Putumayo.
Dice el libro que Rocafuerte (antiguamente parte de la provincia del Napo, ahora de la provincia de Orellana) el lugar más apartado de la selva ecuatoriana, fue señalado por el gobierno como centro para la Misión. A través de la hacienda la Providencia, llegaron por un varadero al río Shushufindi y de ahí al Aguarico y aguas arriba pudieron encontrarse con Santa Ana de los Cofanes, población de cofanes que cuenta con 89 personas, y hasta una amplia capilla con campanas.
Pero este grupo de religiosos pioneros se desanimó debido a la insalubridad del lugar, el paludismo, las distancias insalvables, escaso número de habitantes, por lo que abandonaron, pero regresaron tiempo después.
El 24 de septiembre de 1933 se fundó La Bonita. Dicho nombre ya no serviría para designar “la quebrada del agua bonita”, como lo habían hecho los caucheros. En adelante se reconocería con él al primer pueblo que los misioneros carmelitas habían fundado en plena selva, a unos 1500 msnm, en las estribaciones de la Cordillera Oriental Andina, que vierte sus aguas, a través del río Chingual, en la cuenca del Amazonas. Con esto, la Prefectura de San Miguel de Sucumbíos se hacía un poco más carmelita. Meses más tarde se inauguraba la primera escuela.

REPÚBLICA

Ya se había formado la república y continuaron las expediciones hacia la Amazonía en busca de oro, pero a partir de la década de 1950, grupos humanos (especialmente de Loja, Azuay) llegaron para quedarse porque encontraron mejores opciones de trabajo y para el desarrollo que en su lugar natal. ¿Qué incidió para ello? Los rumores de riqueza petrolera y la ley de colonización.

PETRÓLEO
Desde cuando se encontró el primer barril de petróleo en la Amazonía, Sucumbíos ha sido el mayor centro productor del hidrocarburo en el país.
Leamos esta historia narrada en el libro El Petróleo en Ecuador, de Petroecuador. La primera concesión para explotación petrolera que se realizó en el entonces llamado Oriente, hoy Amazonía, fue en 1921, a la Leonard Exploration Co., de Nueva York. A esta empresa se le dio un área de 25.000 kilómetros cuadrados para que estudie, explore y explote durante 50 años. La concesión se terminó 16 años más tarde porque se negó a pagar al Estado ecuatoriano una deuda de 126 mil sucres.
En 1964, la Junta Militar de Gobierno otorgó, por el lapso de 40 años prorrogables por 10 años más, una concesión de 1.4 millones de hectáreas al consorcio Texaco Gulf, pero el área disminuyó debido a que en 1965, mediante decreto, se estableció que el límite de las áreas para exploración serían de 500 mil hectáreas y de 250 mil hectáreas para la explotación.
El 29 de marzo de 1967 brotaron 2.610 barriles diarios de petróleo del pozo Lago Agrio No 1, a una profundidad de 10.171 pies de la concesión Texaco Gulf. Dio inicio a la nueva etapa petrolera.
En 1968 se inició la liberación para la explotación de áreas hidrocarburíferas. Solamente en los meses de julio y agosto se otorgaron concesiones a siete empresas por cerca de 4 millones de hectáreas.
En 1970 la compañía William Brothers inició la construcción del sistema Oleoducto Transecuatoriano para transportar crudo del Oriente a Balao, puerto de embarque en la provincia de Esmeraldas.
En 1971 el presidente Velasco Ibarra promulgó las leyes de hidrocarburos y la ley constitutiva de Cepe que entraron en vigencia en 1972.
En 1971 se revisó el contrato original de Texaco Gulf y se obligó a la empresa a devolver al Estado ecuatoriano 930 mil hectáreas.
En 1972, más de cuatro millones de hectáreas de la Amazonía y el Litoral estaban en poder de diversas empresas extranjeras.
El 17 de agosto de 1972 se realizó la primera exportación de 308.238 barriles de crudo, vendidos a US$ 2.34 dólares el barril, por el puerto de Balao.
En enero de 1981 el gobierno de Jaime Roldós inauguró la Planta de Gas Shushufindi con capacidad para procesar 25 millones de pies cúbicos de gas natural. En 1992 fue ampliada para procesar 500 toneladas métricas diarias de gas doméstico.
En julio de 1987 se inauguró la Refinería Amazonas en Shushufindi, con una capacidad para procesar 10.000 barriles diarios de crudo. En 1995 se inauguró una segunda refinería dentro del mismo complejo para procesar otros 10.000 barriles. Las dos producen gasolinas y diesel.

Atrás del ‘Oro negro’
Atrás del ‘oro negro’, como se dice al petróleo, llegaron los colonos. En la página http://www.lagoagrio.gob.ec/documento1.php?id=2.2, podemos ver un relato sobre este proceso.
En 1950-1960 llegaron los misioneros del Instituto Lingüístico de Verano, algunos comerciantes y buscadores de oro, varios de ellos residentes en Puerto Libre.
Los alimentos eran traídos desde Colombia, hasta el Varadero del Río Conejo, donde hoy se levantan las instalaciones del Batallón de Selva 56 Tungurahua (Santa Cecilia).
Por los años 1960-1965, atraídos por el trabajo para la exploración del petróleo, llegaron varios colonos, el primero, don Florentino Calderón (el comerciante más famoso del lugar), Idelfonso Muñoz (colombiano), Miguel A. Rosero, César Peñaherrera entre otros. Muchos se establecieron en este sector por tener contratos con la compañía TEXACO-GSI. La mayor parte de trabajadores de esta compañía fueron nativos. Se recuerda a los hermanos Alfredo y Ricardo Cerda, capataces indígenas.
Pascual Grefa comenta que 50 nativos fueron contratados por la compañía GSI, administrada por Idelfonso Muñoz. Con un sueldo mensual de 50 mil sucres se trasladaron desde Limoncocha hasta donde hoy es Santa Cecilia. Ellos construyeron el campamento y la pista de aterrizaje del helipuerto en Santa Cecilia. La compañía traía los alimentos, maquinaria, enseres y personal en helicóptero.
Don Pascual cuenta que un grupo de Cofanes, radicados al otro lado del río Aguarico, y un grupo de indígenas quichuas se trasladaron abriendo trocha, hasta donde hoy es la ciudad de Nueva Loja.

COLONIZACIÓN
En 1964 la Junta Militar de Gobierno dictó la Ley de Reforma Agraria y Colonización que propició otro ingreso masivo de colonos al Oriente.
Por 1965-1970 llegaron nuevos colonos provenientes de la provincia de Loja de donde emigraron por la fuerte sequía. Arribaron atraídos por las noticias de que en el oriente había una riqueza incalculable de petróleo y que su explotación daría trabajo a miles de compatriotas. Así, muchos lojanos y no lojanos, como don Jorge Añazco, Erasmo Rojas, Juan Carrión, Julio Marín, Edmundo Jaramillo, Carlos Añazco, Leonidas Morocho, Francisco Segovia, entre otros, permanecieron poco tiempo en Santa Cecilia, luego se trasladaron a Nueva Loja donde ya se empezó a explotar el tan anhelado petróleo.
En ese mismo año llegó un grupo de azuayos: Efrén, Emigdio y Salomón Zavala, Artemio y Carlos San Martín y Marco Carrión.

Vías, aeropuerto, pueblos
En Historia de la Misión Carmelita de San Miguel de Sucumbíos, del P. Luciniano Luis, se anota que luego del brote de petróleo en el pozo Lago Agrio No. 1, se perforaron otros pozos y fueron apareciendo nombres en el territorio de Sucumbíos, que más tarde serían lugares de referencia en los trabajos apostólicos y misioneros: Bermejo, Shushufindi, Sacha, Auca, Charapa, Parahuaco, Atacapi, Dureno, Aguarico, Cóndor…
En 1970 empezó a construirse el oleoducto transecuatoriano, la carretera Quito-Baeza-Lago Agrio. Desde 1965 la conexión era aérea. La pista de aterrizaje estaba en Santa Cecilia, pequeño núcleo poblacional conformado por unas 118 personas, en su mayoría quichuas y cofanes. La Texaco construyó un nuevo aeropuerto con una pista de 1400 metros. A medida que se incrementó la actividad petrolera, Santa Cecilia llegó a ser uno de los aeropuertos con mayor número de vuelos semanales. El 13 de abril de 1967, Santa Cecilia se convirtió en parroquia civil.
En 1972 comenzó la exportación petrolera y el panorama del noreste amazónico se agitó más. Igual en 1977, cuando se dictó la Ley de Colonización de la Región Amazónica que facilitó aún más el ingreso de colonos llenos de ilusiones.

En medio de estas circunstancias especiales, la Misión Carmelita trasladó su Prefectura a Lago Agrio. Los sacerdotes carmelitas Benito Díaz, Alfredo Bahillo, Antonio Cuervo, Francisco García… fueron los pioneros de esta nueva etapa.

PROVINCIA

Como habíamos dicho, Sucumbíos creció como parte de la provincia del Napo, pero desde 1982 su población manifestó su intención de ser provincia independiente. Con ese objetivo se creó el Comité Pro Creación de la Quinta Provincia Amazónica, presidido por ilustres personalidades de Nueva Loja y de otras ciudades. Fueron nombrados presidente: Sr. Jorge Añazco; vicepresidente: Sr. Fabián Solís; secretario: Sr. Carlos Gálvez; tesorero: Sr. Emigdio Rojas Marín; coordinador general: Sr. Raimundo Astudillo.
A fines de 1984 publicaron el primer manifiesto a la provincia y el país dando a conocer el proyecto de creación de la Quinta Provincia Amazónica. Pero el debate en el Congreso comenzó recién el 24 de enero de 1989. El Presidente de la República, Rodrigo Borja, aprobó la Ley de la Creación de la Provincia el 11 de febrero de 1989. La decisión fue publicada en el Registro Oficial No. 127 del 13 del mismo mes y año. La capital sería Nueva Loja.
Tras la creación de la provincia, fue elegido primer Prefecto Provincial, Jorge Añazco Castillo que tuvo como consejeros a Galo Checa, Patricio Córdova, Jorge Cajas, Gilberto Vásquez y Pedro Zambrano, según consta en la página:
http://www.sucumbios.gob.ec/index.php?option=com_content&view=section&id=25&Itemid=209

PERSONAJES DE SUCUMBÍOS

Pascual Grefa, nativo de la provincia.
P. Brocardo, de la Orden de los Carmelitas, nombrado el 25 de noviembre de 1928 Vicario General de la Prefectura Apostólica de San Miguel de Sucumbíos.
Florentino Calderón, el comerciante más famoso del lugar; Idelfonso Muñoz (colombiano), Miguel A. Rosero, César Peñaherrera, primeros colonos lustro 1960-65.
Jorge Añazco, Erasmo Rojas, Juan Carrión, Julio Marín, Edmundo Jaramillo, Carlos Añazco, Leonidas Morocho, Francisco Segovia, lojanos; Efrén, Emigdio y Salomón Zavala, Artemio y Carlos San Martín y Marco Carrión, azuayos, colonos del lustro 1965-70.

No Comments

No Comments Yet!

No one have left a comment for this post yet!

Write a Comment

Deja un comentario

Traducir

diciembre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a 1 suscriptor

A %d blogueros les gusta esto: