Ecuaprovincias | Homepage
Historia de Santo Domingo de los Tsáchilas

Historia de Santo Domingo de los Tsáchilas

ORÍGENES

La “magia” del cantón Santo Domingo “bella tierra ecuatoriana” –como dice una canción- atrapa desde Alóag (cantón Mejía, provincia de Pichincha) donde empieza la carretera Alóag-Santo Domingo, tan hermosa como peligrosa por los precipicios que dejó el corte de la verde montaña y más de doscientas curvas bañadas por casi una veintena de cascadas. Para que no les pase nada, los choferes se encomiendan a la Virgen de las Mercedes asentada en un pequeño santuario al borde del camino.

Así se entra a la provincia Santo Domingo de los Tsáchilas, formada por inmigrantes que compartieron espacio con una etnia local. Por eso constituye una de las mixturas raciales más grandes de Ecuador. Es famosa por ‘los colorados’, su agricultura y ganadería.

Comencemos por la prehistoria. Según antropólogos citados en el libro ‘Santo Domingo cantón mágico’, escrito por Víctor Hugo Torres y Ruth Rosales, en este territorio se asentaron aborígenes procedentes de Esmeraldas y Bahía de Caráquez. En su viaje a Quito, se quedaron algunos “caras que a sí mismos se llamaban tsáchilas y que fueron denominados primero yumbos y más tarde colorados”.

El Consejo de Desarrollo de las Nacionalidades y Pueblos del Ecuador, Codenpe, en cambio, dice que “se presume” que los “colorados” descienden de los indígenas Tsachas, asentados en territorio colombiano. De ahí se desprendería el nombre Tsa’chila que significa: “la verdadera gente”.

El libro ‘Pichincha de la nieve al trópico’, del Gobierno de la Provincia Pichincha, dice que “a principios de la época colonial se la conocía como Provincia de los Yumbos, habitada por los niguas, los yumbos y los tsáchilas”.

COLONIA

La historia posterior, con los españoles, es idéntica al resto del país. “De amos y señores de estos territorios, la administración colonial los redujo prácticamente a la esclavitud, primero bajo la tutela de los jesuitas y luego de los dominicos” (Torres y Rosales). Según el libro Pichincha de la nieve al trópico, por 1660 los dominicos le dieron el nombre de su patrono, San Domingo, y evangelizaron a este pueblo y a los de Cocaniguas, Yambe, San Francisco y San Miguel.

Torres y Rosales dicen que los religiosos persiguieron a los “colorados” -llamados así por su costumbre de pintarse el cabello de rojo, con achiote- para ocuparlos en tareas agrícolas, lavado de oro, etc. “La presencia de enfermedades contagiosas desconocidas para ellos y posteriormente, la erupción del Pichincha, aumentaron sus dificultades…”

Por estos antecedentes, según el libro Pichincha de la nieve al trópico, “durante el siglo XVIII la zona entró en una etapa de abandono y de reducción y repliegue de los habitantes nativos” que buscaron nuevas tierras y se asentaron en la zona donde hoy se encuentran sus descendientes arrinconados por los mestizos.

REPÚBLICA

En 1840 Santo Domingo era anejo de la Provincia de Cansacoto y el 29 de mayo de 1861 se convirtió en parroquia de Quito. Lideraba a la tribu nativa, “colorados”, el famoso shamán Joaquín Zaracay. Por entonces, el gobierno del presidente Gabriel García Moreno impulsó la construcción de los caminos para unir a Quito con los puertos de Manabí y Esmeraldas, y dio forma a la Ley de Colonización y Enajenación de Tierras Baldías, la apertura y mantenimiento de caminos, que se dictó en 1875.

“Entre 1873 y 1912 se adjudicaron las primeras 50.000 hectáreas a lo largo del camino de herradura a Santo Domingo…” Eso dio lugar a la inmigración nacional y extranjera.

También se dictaron leyes de fomento a la exportación del caucho que se lo explotaba en Puerto Ila, Peripa, Zaruma, Blanco y Quinindé (Plan General de Desarrollo de Pichincha).

Debido al incremento de la población y cambio de la imagen de Santo Domingo, en 1899 el gobierno liberal creó en forma oficial el pueblo de Santo Domingo de los Colorados, agregándole el nombre con el que se identificaba a su tribu nativa.

PROVINCIA

Por su numerosa población y riqueza, desde 1966 Santo Domingo de los Colorados aspiraba a ser provincia. Los historiadores cuentan que con ese fin, desde hace cuarenta años han formado 4 distintos ‘comités de provincialización’.

El primer comité trabajó en 1966, durante un año, y consiguió que la Asamblea Nacional Constituyente creara el 3 de julio de 1967 el cantón Santo Domingo, con su cabecera cantonal Santo Domingo de los Colorados.

En 1985, el segundo comité, que también trabajó un año, presentó al Congreso el proyecto de provincialización, pero pese a un paro, no fue atendido.

En 1990, el tercer comité trabajó dos años. Logró que se leyera el proyecto, pero no fue aprobado en debate definitivo.

En el año 2000, el Concejo Municipal propuso al Tribunal Provincial Electoral de Pichincha (TPEP) una consulta popular que fue rechazada por mal presentada.

En 2006, el cuarto comité inició una “lucha tenaz, incansable y sostenida estratégica-jurídico-políticamente” de 17 meses que incluyó una consulta popular realizada el 26 de noviembre de ese año. La población votó a favor de la provincialización y los poderes estatales tuvieron que cumplir la voluntad popular.

El 6 de noviembre 2007 se creó la provincia Santo Domingo de los Tsáchilas, con su capital Santo Domingo y el mismo territorio que tenía cuando cantón, pero había un conflicto pendiente con la provincia de Esmeraldas por la jurisdicción de La Concordia. Para superar los desacuerdos, el Ejecutivo resolvió una consulta popular que se efectuó el 5 de febrero de 2012. La mayoría de los habitantes de ese cantón resolvió pertenecer a la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas.

No Comments

No Comments Yet!

No one have left a comment for this post yet!

Write a Comment

Deja un comentario

Traducir

diciembre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a 1 suscriptor

A %d blogueros les gusta esto: